Si algo te preocupa, no te preocupes, ocúpate!

Una tarde de amigos hablamos del peligro de la desaparición de los oficios y técnicas milenarios que son patrimonio vivo en nuestros países, entonces creamos boüi, nombre que surge de la palabra wayuunaiki oüi que significa pasos, huella y lo complementamos con la b porque no podíamos pronunciar correctamente oüi, esta imposibilidad es para nosotros un recuerdo de que acercarse a otras miradas va más allá de muchos supuestos.

Nos dedicamos a crear un ecosistema que facilite la sostenibilidad de eso a lo que somos adictos, lo hecho mano con tradición. Has click para ver nuestro brochure.

Así comenzamos Carolina Avila, Jaime Alvarez, Carlos Arturo Quiroga (mi mentor) y yo Liz Fetiva. Luego al conocer la idea, se unió Ruth Guevara y luego Angela Guevara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.