Niños indígenas Wayúu de la Escuela Majayütpana, en la Guajira

Una tarde en el Resguardo de Wacoyo en el Meta, conocí a un estudiante voluntario de alfabetización que se había ido al Amazonas. Me contó que le fue muy complicado enseñar el concepto de resta.

La resta: ¿un concepto occidental?

El ejemplo que estaba utilizando, simplemente no era el adecuado para el contexto donde se hallaba: Estaban chicos de diferentes edades en una maloka, el estudiante les dice a todos, imaginesen que tienen cinco manzanas y viene el chico del lado y se lleva una.

Robinson, cuántas manzanas quedarían? cinco manzanas respondió Robinson. El estudiante volvió a exponer la situación y repitió la pregunta, una y otra vez recibía de diferentes niños, la misma respuesta. Finalmente preguntó a los niños el por qué ellos creían que la respuesta era cinco manzanas.

En lo colectivo se suma

Los niños le explicaron, que si tenían cinco manzanas les pertenecían a todos en la comunidad, de tal forma que si cualquiera decidía llevársela, pues seguían teniendo las cinco manzanas, porque todo es para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *